Alguien al otro lado (Comares, La veleta 2011)

Esto no es un libro. Ni un disco. Es ambas cosas.

O acaso una tercera, más feliz.

Este libro puede entenderse como una antología de canciones: algunas vienen con su música grabada, otras aún esperan sus acordes. O quizás estemos hablando de un disco que antologa poemas: algunos han sido cantados y otros no. Puede ser. Puede sonar.

La idea de Alguien al otro lado surgió precisaente como sugiere su título: gracias a alguien más, un músico, que cruzó la frontera de la página. Y leyó tarareando. Y escuchó melodías. Y se puso a tocarlas.

Andrés Neuman