Buscar
  • Juan Trova

Por Casualidad


Tras ese viaje a Sevilla en el año 1995, narrado en la anterior entrada, me ocupaba la idea de encontrar en Granada a gente que compartiera conmigo la intención de remover la Canción de Autor, de sacarla de donde quiera que estuviera escondida e intentar que de nuevo alzara la voz. Sin saber muy bien dónde acudir, ni como comenzar a dar forma a aquella inquietud, me tropecé por la calle con dos chicos que, sentados en un banco y uno de ellos guitarra en mano, cantaban, en realidad, para nadie. El lugar era algo inhóspito, una explanada ante la puerta de un centro comercial recién abierto en la ciudad, que apenas contaba todavía con clientela y, ni mucho menos, presentaba el bullicio que ahora suele residir en las entradas a estos establecimientos. Me quedé un tiempo escuchando, prudentemente, de lejos e intentando pasar desapercibido, con el objetivo de no incomodar y, al mismo tiempo, saber que tipo de música era la que ocupaba el tiempo de aquellos dos jóvenes que no advirtieron mi presencia hasta que me acerqué a ellos.

Y decidí abordarlos porque lo que escuché me sorprendió tan gratamente que no podía dejar pasar aquella oportunidad que "por casualidad" se me presentaba. La guitarra sonaba muy bien, la melodía era realmente atractiva, envolvente, el verso ágil, con contenido y al mismo tiempo ingenioso...aquello era Canción de Autor.

Sin apenas darme cuenta estaba charlando con aquellos dos chicos e invitándoles a que compartiéramos canciones. Su primera reacción fue de extrañeza, se les notó que pensaron que les había tocado aguantar al loco de turno, pero poco a poco, conforme se iba desarrollando la conversación se fueron dando cuenta que lo que les planteaba era participar en algo que podía llegar a ser interesante. Y así fue, les invité a casa (en esa época en la que aun no era demasiado arriesgado invitar a desconocidos) y compartimos cantos y alguna que otra cerveza y ese fue el inicio de una amistad que recuerdo con enorme cariño, sobre todo la de Juanfra Cordero (con el otro chaval no llegue a tener el mismo grado de amistad), por aquella época estudiante de Arquitectura que llegó a Granada a hacer su carrera y se topó "con el loco de turno" que le hablaba de canciones, colectivos y proyectos de autor. Juanfra era un tipo vital (recuerdo todavía su risa casi escandalosa), que componía canciones desde lo más profundo de su vida. Contaba lo que vivía a pleno corazón.

Juanfra Cordero

Comenzamos a buscar lugares donde poder tocar juntos. Una mañana, de un día que no recuerdo del año 1996, escuché en la radio una entrevista que le hacían a Raúl Alcover, cantautor de la última generación de Manifiesto Canción del Sur, quien había regresado a Granada tras su aventura Madrileña, y que que ofrecía un concierto en un local que estaba por la labor de apoyar la cultura, era el "Harén de Arquímedes" en la calle Sol nº 13. Rápidamente llamé a Juanfra y le dije de ir a hacer una visita a ese harén. Nos presentamos allí esa noche con nuestras respectivas maquetas en mano para intentar que los dueños del local las escucharan y nos dieran la oportunidad de tocar allí. Y sucedió algo que, si bien fue doloroso y difícil, abrió sin duda la puerta a todo lo que vino después: recibí la llamada de uno de los dueños del local quien me dijo que querían que fuera a tocar yo, pero no así mi compañero. No sabía como afrontar aquella situación, pues si bien por una parte el corazón me decía que o los dos o ninguno, por otra me daba cuenta que rechazar aquella oportunidad podría suponer no una pérdida para mí, sino para todo el proyecto que tenía en mente. Evidentemente lo primero que hice antes de darles una respuesta fue hablar con Juanfra quien me dijo que no lo dudara y que aceptara la oferta. Pasados ya más de veinte años de aquello me doy cuenta que sin la generosidad de Juanfra al dar un paso a un lado y quedarse un poco fuera de juego en aquel momento, no se hubieran desarrollado los acontecimientos como después se sucedieron.

En el Harén de Arquímedes

Comencé a tocar en el "Harén de Arquímedes" una vez por semana, los lunes por la noche. Si, ¡los lunes!; evidentemente había noches que tocaba para el camarero y para mi mismo, nos echábamos unas cervezas y listo. Pero aquello comenzó a tomar forma, se fue corriendo la voz de que en aquel local tocaba un tipo que se llamaba Juan Trova y que hacía versiones de Silvio Rodríguez, Pablo Milanés, Aute... y entre versión y versión yo iba "colando" alguna canción mía, hasta que llegó un momento en que fue al revés, entre las canciones mías iba "colando" alguna que otra versión. Tal fue la aceptación de aquellos conciertos que el local se quedaba pequeño y la gente se agolpaba en la puerta para entrar. Había veces que a mí mismo me costaba abrirme paso entre la gente para llegar al escenario.

Y lo que comenzó "por casualidad" llego a tener portada, contraportada y libreto, eso sí con la presencia de Juanfra, y ahí fui inflexible. Gracias a la producción de un buen amigo, Ángel García, que puso los medios económicos necesarios, salió en el año 1997 nuestro disco con siete canciones de Juafra y siete mías, grabadas en directo en el "Harén", con la participación al saxo de Leandro Mata y prólogo de Luis Emilio Vallejo, gran poeta.

Con Juanfra Cordero y Leandro Mata en el Harén de Arquímedes


Grabación de "Por Casualidad" (1997)

Recuerdo la emoción cuando llegaron las cajas con aquel primer disco que "por casualidad", o no tanto, era el comienzo de una historia muy profundamente vivida.

Pasó el tiempo, Juanfra acabó sus estudios y volvió a su Úbeda natal, y como pasa en muchas ocasiones, sin que debiera pasar, se fue enfriando el contacto y nos perdimos la pista, pero ese encuentro casual os aseguro que marcó una época realmente importante para el desarrollo de la Canción de Autor en Granada y, por ende, en el devenir general de la renovación que este género tuvo en la década de los noventa del pasado siglo XX.

El 22 de junio de 2018, 21 años después de la publicación de nuestro disco, Juanfra Cordero y yo volvimos a encontrarnos, y esta vez no fue por casualidad. Si algo tienen de bueno las redes sociales (que cada vez me gustan menos) es que pueden facilitar reencuentros como este. Nos buscamos y nos encontramos en alguna de ellas y nos volvimos a citar para cantar juntos recordando aquellos años 90 que nos unieron "Por Casualidad".


22 de junio de 2018. Reencuentro de Juanfra Cordero y Juan Trova en La Tertulia


78 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Preludio