© 2018 by Tyler Reece. Proudly created with Wix.com. Fotografías por María Juan de la Cruz

Recetario

La historia de esta canción es muy sencilla. Una tarde llega mi hijo a casa y me cuenta que un amigo se ha separado de su pareja porque la vida se le había tornado rutinaria. Se me ocurrió escribir lo que yo pienso que es un buen "Recetario" para huir del tedio y mantener siempre la sensación del primer día. Espero pueda servir a alguien.

No soy quien para andar con consejos

aunque vaya siendo viejo

y viva de lo vivido.

 

Solo de una cosa estoy seguro,

si el camino se hace duro

hay que beber de lo bebido.

 

Oigo que un amigo se ha perdido

por rutina, sin sentido,

sin aparente motivo

en la luz del desamor.

 

Con único afán de tender mano,

sin querer darme de sabio,

expongo mi recetario

contra la desilusión.

 

Cada vez que subo a su costado

lo dejo todo de lado,

me aseguro de que sea feliz,

pongo una sonrisa entre sus labios,

si es necesario le bailo,

le regalo una nueva canción

y cualquier día una flor.

 

Un brindis, un cine inesperado,

un “espera voy contigo,

hace frio ponte mi abrigo”,

un “yo te preparo el té”.

 

Cada vez que subo a su costado

lo dejo todo de lado,

me aseguro de que sea feliz,

pongo una sonrisa entre sus labios,

si es necesario le bailo,

le regalo una nueva canción

y cualquier día una flor.

 

No soy quien para andar con consejos

aunque vaya siendo viejo

y viva de lo vivido.

 

Solo de una cosa estoy seguro,

si el camino se hace duro

hay que beber de lo bebido.

 

…y cada día una flor.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now